Massimo Giuriolo Volpin incrementó su fortuna en miles de millones de dólares gracias a jugosos contratos con PDVSA y Corpoelec otorgados a su empresa Zaramella & Pavan Construction Company S.A.

Estas operaciones financieras habrían iniciado mucho antes de la llegada del régimen Chavista al poder, pero en 2006 se incrementaron de manera desmedida hasta 2015, según data de Panamá Papers.

Mediante información asertiva del diario The International Consortium of Investigative Journalists el dinero los ocultó en las Islas Vírgenes Británicas.

Se conoce que Massimo Giuriollo y sus operaciones financieras de lavado de dinero del narcochavismo permanecen activas; Según el equipo de investigación de Diario Gratuito pueden confirmar que al menos hasta 2017 la empresa ha tenido relaciones comerciales con el Ministerio del Poder Popular para el Transporte. 

 

Fuente: Diario Gratuito