José Mascimino Márquez García, de 46 años, está a cargo Tribunal Cuarto (4°) de Primera Instancia en Funciones de Control con competencia en delitos asociados al terrorismo del Circuito Judicial Penal de la Circunscripción del Área Metropolitana de Caracas. No tiene una larga carrera judicial. Llegó a su cargo en 2019. Antes de su meritorio ascenso era el camarero principal de un restaurant de muy ricas arepas llamado Los Pilones, en Caracas.

El pasado 9 de julio, el magistrado ordenó que el periodista Roland Carreño permanezca privado de su libertad, admitiendo la acusación del Ministerio Público y desestimando los argumentos de la defensa. En enero de 2021, este mismo juez dispuso el traslado irregular de ese cronista desde la sede de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), donde se encontraba recluido, a un centro desconocido por su defensa. El abogado Joe García responsabilizó a Márquez García por la integridad del comunicador.

En enero 2020, el juez ordenó mantener detenidos a 12 indígenas pemones -entre ellos Salvador Franco- acusado de supuestamente participar en la denominada “Operación Aurora”, que consistió en el asalto al Batallón de Infantería de Selva 513 Marino Montilla, ubicado ubicado en de Santa Elena de Uairén. Salvador Franco murió un año después, estando en prisión, sin recibir atención médica del Estado.

En octubre de 2019 determinó encarcelar nuevamente en la DGCIM al coronel Juan Rodríguez Dos Ramos, acusado por supuestas conspiraciones contra el régimen, quien tenía orden de excarcelación. “Fue liberado por un minuto en su casa, secuestrado de nuevo y presentado ayer en Tribunales. El Juez José Mascimino Márquez García, quien suple a la Juez Carol Padilla en el juzgado de 1ra. instancia en funciones de control con competencia en casos vinculados con delitos asociados al terrorismo con jurisdicción nacional, se inventó nuevos cargos para someterlo de nuevo al encarcelamiento”, denunció en su momento la abogada Tamara Suju.

En diciembre de 2020 decretó privativa de libertad contra Alfredo Saba Peña Díaz, capitán del Ejército, quien labora en Rampa 4 en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, adscrito al Despacho de la Presidencia de la República; Dany José Castillo García y Jenifer Carolina Osuna Márquez, mesonero y azafata de Miraflores, a quienes acusaron de poseer un kilo 20 gramos del explosivo C4, entre otros materiales, reseñó Últimas Noticias.

En julio de 2020 ordenó la detención del politólogo y director del portal Punto de CorteNicmer Evans, señalado por los cargos de “promoción o incitación al odio”. Ese mismo mes, ordenó el allanamiento en contra de la vivienda de la jueza María Lourdes Afiuni para recolectar supuestas “evidencias de interés criminalístico” como artefactos explosivos y armas de fuego, de acuerdo al sitio Monitoreamos.

 

 

Fuente: The Fredoom Post