Emmanuel Rubio, también llamado “Cuchi” Junior. Según algunas referencias, alias “Cuchi” lleva una vida de ensueño a costa del dinero de los venezolanos, pese a que su padre ha tenido congelados 57 millones de dólares en Ecuador y otros tantos millones en México, antes que ambos fueran sancionados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, e incluidos en la Lista OFAC por sus negocios corruptos en Venezuela.

Emmanuel no oculta cuan rico es, pues en algunas fotos se le ve piloteando un avión Gulfstream 280, en un yate, o asistiendo a clubes nocturnos exclusivos. No obstante, su padre ha cambiado su apellido de Rubio a Pulido, algunos creen que para ocultar su pasado décadas atrás en el narco, como líder de una organización en Colombia denominada “El Cartel de Bogotá”.

El negocio de estos empresarios floreció hace unos años en Venezuela gracias a la obtención de divisas preferenciales de la Comisión Nacional de Administración de Divisas (CADIVI), mediante la empresa Fondo Global de Construcción, con la que debían llevar casas prefabricadas que no llegaron a Venezuela.

Algunas referencias acerca de Emmanuel Enrique Rubio González lo señalan como co-propietario en Colombia de una agencia de escorts denominada LATIN ANGELS.

 

Fuente: Expresa