Empresarios que contrataron a una compañía en Venezuela para que mejorara su reputación en internet han acusado a la misma de crear fake news y campañas de mala reputación contra ellos.

Los hermanos Carmelo, Horacio y Levin De Grazia, propietarios en la ciudad de Miami de los restaurantes Bocas House, Bocas Grill y Francisca; contrataron los servicios de una compañía dedicada a la difusión de información con la denominación “Entorno Inteligente”. No obstante, los empresarios constataron a la vez la aparición en la red de campañas de desprestigio en donde se les mencionaba, creadas supuestamente por la misma empresa, según han dicho personas familiarizadas con el asunto, reveló el portal elpublique.me.

Los empresarios contrataron a Smart Reputation, propiedad del venezolano Hernán Porras Molina, para gestionar su reputación a través de “Entorno Inteligente”. Pero han señalado a la compañía de publicar también contenidos que los han afectado.

Su caso no es único, pues la empresa enfrentaría decenas de reclamos de otros clientes.

Algunos de los clientes de Porras serían empresarios e individuos vinculados a corrupción, narcotráfico, blanqueo de dinero y/o señalados de ser contratistas del chavismo en Venezuela.

Su compañía es acusada de crear al mismo tiempo una peor reputación de algunos de ellos para generar más beneficios.

Los hermanos De Grazia han sido señalados de ser socios de Javier Sanchez Rodriguez, un exjuez allegado al chavismo, a quien en 2019 echaron de un bar en Miami en avanzado estado de ebriedad.

En la redes algunos internautas han acusado a Carmelo De Grazia y a Javier Sanchez Rodriguez de mantener cercanía con personalidades de Venezuela, como el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno o con ejecutivos de empresas como Erwin Genie Loreto, vicepresidente de la aerolínea Avior Airlines. Carmelo De Grazia y sus hermanos serían sobrinos de Américo De Grazia, exdiputado a la Asamblea Nacional de Venezuela por la oposición. 

 

Fuente: Reporte de la Economía