Una alianza millonaria con el gigante de alimentos brasileño JBS, con quien el chavismo ya venía haciendo negocios. La estructura que entonces usó para pagar los servicios de sus aliados locales no solo despertó sospechas ese año en la banca internacional, sino que también sería el embrión para el surgimiento de la nada de un próspero actor industrial, el Grupo JHS.

Roberto Deniz, periodista de investigación del portal Armando.Info, abordó el tema en el programa En Conexión, conducido por César Miguel Rondón.

“Este fue un viaje que hizo Diosdado Cabello en junio de 2015 a Brasil que básicamente tenía un objetivo y fue a reunirse con la familia Baptista que son los dueños de una empresa gigante productora de carne llamada JBS. Lo curioso es que Cabello es una persona que viaja muy poco al exterior, al menos públicamente. En este viaje se dejó ver, compartió con la familia Baptista y negoció un contrato de 2.000 millones de dólares para la venta de comida a Venezuela. Lo que hemos hallado es que aún hoy sigue dando dividendo para algunos actores. Hay grandes ganadores a la sombra y es que a raíz de ese contrato se ha estado beneficiando una empresa llamada Grupo JHS, que casualmente le pertenece a un ex-sargento segundo de la Guardia Nacional”, afirmó el periodista.

 

 

El Grupo JHS está encabezado por Jorge Silva Cardona, un ex sargento segundo de la Guardia Nacional y ex funcionario tributario en el Seniat entre 2008 y 2013.

“Hay varias cosas irónicas y paradójicas que pueden ser una cachetada a la opinión pública. 2015 comienza con esa frase de Maduro de “Dios Proveerá”. Un mes después se firma ese contrato millonario. A partir de ahí comienza el suministro de productos de la empresa brasileña a Venezuela, pero la gran beneficiaria de esto fue el Grupo JHS. Lo que vemos es que esa empresa hoy en día se ha conformado como un gran emporio empresarial, tiene 1.200 empleados y tienen hasta 12 compañías adscritas al tema de la agroindustria. Cuando investigamos de donde surge encontramos que su gestación se logra gracias a los millones de dólares que el chavismo negoció con la empresa brasileña”, agregó Deniz.

El periodista destaca que “Jorge Silva es un individuo que apenas sobrepasa los 30 años  y se retira de la Guardia Nacional siendo sargento segundo. Entre 2008 y 2013 tiene un rol discreto en el estado Táchira como funcionario del Seniat. Sin embargo, de la noche a la mañana se erige como el gran empresario venezolano, reseñó César Miguel Rondón en enconexionweb.com.

 

Fuente: Prensa América