Mauro Nannini o como algunos lo conocen, Mauro Nanini, y sus andanzas financieras, se estrenaron con el escándalo del Banco Construcción en Venezuela, donde no solo se apoderó de los depósitos de los ahorristas del banco, sino que se embolsilló los auxilios financieros que el gobierno otorgó a los bancos para, supuestamente, salir de la crisis. Al llegar a Miami, no sólo disfrutó de su dinero mal habido, sino que siguió con sus actos socarrones mediante la constitución de una pequeña empresa de construcción ubicada en Coral Gables, reconocido por relacionados y ex socios, como una persona de poca confianza.

Se conecta a un banquero venezolano muy hábilmente por amigos y familiares en común, en una reestructuración es nombrado presidente de un banco offshore y continúa con su experiencia negativa.

Pese a todas las evidencias en su contra Mauro Nannini logró ser absuelto en Venezuela por aprovechamiento o distracción de dinero destinado al rescate del Banco Construcción.

 

Fuente: Reporte de la Economía