Hace aproximadamente seis meses Carlos Brito estaba encargado del Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTT) en la ciudad de Barcelona.
 
En ese entonces tramaron allí varios negocios. Uno fue el de la importación a Venezuela desde Brasil de camionetas robadas a las que luego les tramitarían los documentos.
 
Al exalcalde Francisco Solórzano «Frassito», conocido de Brito, le consiguieron posteriormente dos de esos vehículos, una camioneta Roraima negra y otra de color Vinotinto.
 
Una llamada al profesor Arístóbulo Istúriz, todavía en vida, habría impedido que Solórzano terminara tras las rejas.
 
Pero semanas atrás el exalcalde fue detenido por e CICPC seccional Anaco, durante alrededor de tres días, porque en su poder tenía otra camioneta Roraima de color blanco, de procedencia dudosa. El caso habría sido pasado a la fiscalía.
 
 
Fuente: Por: María Salcedo – Noticias Candela