Mientras cientos de ciudadanos padecen hambre y otras calamidades en Venezuela, Jhonnathan Marín, ex alcalde chavista de la ciudad de Guanta, disfrutó en el exilio unas navidades 2020 de ensueño con su familia.

 

Señalado de corrupto tanto por chavistas, como por opositores, Marín goza desde el extranjero los millones de dólares sustraídos de PDVSA, mediante negocios sucios en la Faja Petrolífera del Orinoco.

 

Marín fue inhabilitado políticamente a 15 años por incurrir en casos de corrupción, durante su gestión en el municipio al norte del estado Anzoátegui.

 

Este personaje, fue electo por el PSUV a la alcaldía de Guanta en 2013, pero en medio de una fuerte ola de críticas por su gestión, en 2017 renunció repentinamente alegando problemas de salud de uno de sus hijos.

 

 

 Fuente: Diario Gratuito