El general venezolano Hugo Carvajal aseguró ante el juez Manuel García-Castellón que un hombre de la máxima confianza del presidente Nicolás Maduro, Williams Amaro, entregó al fundador de Podemos Juan Carlos Monedero 600.000 dólares en una reunión celebrada en el hotel Meliá Caracas, reseñó M.A. Ruiz Coll en El Español.

Siempre según la declaración judicial del exjefe de los servicios secretos de Venezuela, el dinero procedía de la Embajada de Cuba en Caracas y fue entregado por el régimen chavista a Monedero con el fin de facilitar la creación de una fuerza política afín en España.

Williams Amaro ha sido asistente y secretario personal de Nicolás Maduro desde que éste fue ministro de Relaciones Exteriores (entre 2006 y 2012) en el Gobierno de Hugo Chávez. Amaro se ha visto implicado en al menos una operación de lavado de dinero del narcotráfico, según desveló en 2015 un exagente de la DEA, la Agencia antidroga de Estados Unidos.

A partir de este testimonio, uno de los principales medios de Florida, el Miami Herald, pudo confirmar que Williams Amaro aparece como titular de una cuenta en el Banesco en Panamá, que recibió entre 2010 y 2012 varias transferencias que suman 293.000 dólares procedentes del dinero del narcotráfico.

El asistente personal de Nicolás Maduro recibió en Panamá seis transferencias de este origen. La primera por importe de 45.000 dólares y la segunda de 37.000. Luego recibió otros pagos por un importe total de 211.000 dólares mientras era secretario de Maduro en el Ministerio de Acción Exterior.

Lo más sorprendente es que estas transferencias fueron realizados por agentes de Policía de Bal Harbour, en el sur del Estado de Florida, con fondos procedentes de una red de narcotraficantes, según el testimonio del exinspector general de la DEA Félix Jiménez.

Este agente no pudo concretar si el objetivo de los pagos era recompensar a informadores o tender una trampa a los destinatarios del dinero. O si los citados miembros de la Policía de Bal Harbour actuaban en connivencia con los narcotraficantes.

Otro de los destinatarios de estas transferencias fue el venezolano Rodolfo Rashid Velasco Kassem, quien realizaba transportes de cocaína para uno de los grandes capos de droga de Colombia, David El Loco Barrer. Velasco recibió más de 100.000 dólares en Panamá.

Velasco fue detenido finalmente en Venezuela, acusado de blanqueo de capitales y organización criminal. Poseía un concesionario de vehículos, tres hangares para aviones y varias embarcaciones, que dedicaba a las labores del narcotráfico.

Otros dos venezolanos que recibieron estos pagos en Panamá fueron Fabián Cedeño y su hermano Jonathan. Este último finalmente fue detenido en el aeropuerto de Miami cuando intentaba introducir en el país una importante suma de dinero que no había declarado. Fue condenado por ello a seis meses de cárcel.

A lo largo de varios años, agentes de la Policía de Bal Harbour habían enviado a los hermanos Cedeño un total de 2,5 millones de dólares en 48 transferencias.

El asistente personal de Nicolás Maduro que se vio implicado en esta red de lavado de dinero del narcotráfico, Williams Amaro, es precisamente quien entregó a Juan Carlos Monedero 600.000 dólares en el hotel Meliá Caracas, según el testimonio que ha prestado ahora el Pollo Carvajal ante el juez Manuel García-Castellón.

 

Fuente: Prensa América