Julio Herrera Velutini o Julio Martín Herrera Kolster, como sería su nombre anterior, es, según una lista reciente del medio colombiano Pulzo, una de las personas más ricas de Venezuela, con una fortuna de entre $1.2 y 1.8 mil millones.

Pero el banquero tiene un turbio pasado empresarial vinculado a la quiebra de bancos en Venezuela.

Herrera Velutini, nació en Caracas el 15 de diciembre de 1971. Inició sus estudios en el Colegio Los Arcos para luego continuar su formación en The American School in England, en el Reino Unido y en la La Scuola Americana in Svizzera, en Suiza.

Al regresar a su país cursó estudios en la Universidad Central de Venezuela (UCV), de la que se graduó en 1990, pero ya antes había comenzado a trabajar como corredor en la Bolsa de Valores de Caracas

La innegable influencia de sus “tíos-primos” Velutini marcaron su futuro e influenciaron por completo su vida. Bernardo Velutini desde siempre ha sido banquero.

Asimismo Bernardo Velutini, invirtió sus ganancias de la venta del Banco Caracas en la instalación de varios concesionarios de vehículos en Venezuela, entre éstos unos de KIA, que fusionó en un solo grupo. También creó el Banco de Desarrollo del Microempresario, que le compró su sobrino “Julito” Herrera.

Herrera Velutini también controla Bancredito International Bank en Puerto Rico, lo que podría ser su perdición. Considerando las personas involucradas, el historial y las jurisdicciones utilizadas, tiene todas las marcas de una operación internacional de lavado de dinero. Lo que hace que Herrera Velutini sea particularmente interesante para este sitio es su conexión con los hermanos Guaidó y, por extensión, con Leopoldo López.

Las autoridades estadounidenses que investigan las ‘actividades financieras’ de Herrera Velutini, pronto se dará cuenta de que no hay diferencia entre el chavismo de Maduro y la oposición de Guaidó

 

Fuente: Reporte de la Economía