Frank Holder fundó Holder International, que fue adquirida por FTI Consulting en 2007. Anteriormente, se desempeñó como presidente de los Servicios de Consultoría de Kroll Inc. El exagente se había llevado con él a FTI Consulting a varios de los clientes que manejaba como cuentas corporativas en Kroll, motivando a que esta última asumiera una actitud revanchista hacia su antiguo empleado.

Según una breve biografía en la web de la firma consultora en contabilidad forense e investigaciones globales JS Held, Frank Holder es un experto en gestión de riesgos, seguridad nacional, investigaciones corporativas, riesgo operacional y gestión de crisis con un historial comprobado de liderazgo ejemplar en roles clave para firmas consultoras globales.

Como director de operaciones de JS Held, las responsabilidades de Frank incluyen supervisar los procesos operativos diarios, garantizar una experiencia incomparable para los clientes y los empleados y emplear estrategias que guíen a la organización hacia el éxito a largo plazo.

 

Clientes en Venezuela

Pero no es la primera vez que Holder realiza trabajos de consultoría en Venezuela. En el pasado trabajó para los hermanos Fernández Barrueco, propietarios de un holding de empresas proveedores de alimentos para el Estado venezolano durante el Gobierno del expresidente Hugo Chávez y cuyo máximo representante, el empresario Ricardo Fernández Barrueco, fue detenido en 2009, señalado de orquestar transacciones financieras que condujeron a la quiebra a distintas instituciones financieras adquiridas por Fernández, entre las que se hallaban los bancos Canarias, Confederado, Bolívar y BanPro.

Según personas consultadas, uno de los propósitos de Fernández, al contratar a Holder, era el de mermar la confianza en Venezuela en Empresas Polar, grupo que se había convertido en su principal rival comercial, aun cuando eso pudiera afectar la reputación de Lorenzo Mendoza y esos compañías.

No obstante, irónicamente, más de una década después, Holder brincó la verja y ahora trabaja para Mendoza, quien en el pasado fuese el más conspicuo rival de Ricardo Fernández Barrueco, alguien señalado de haber tenido fuertes conexiones con el chavismo en Venezuela.

Por sus negocios de alimentos con el Gobierno chavista, Ricardo Fernández Barrueco era conocido como “El Zar de Mercal”. Mercado de Alimentos S.A. (MERCAL) fue uno de los programas sociales incentivados por el Gobierno venezolano destinado a proveer de alimentos a precios populares a familias en zona desasistidas.

 

Barrueco, su familia y sus negocios en los Estados Unidos

Un compilado de imágenes y documentos evidencian las relaciones de Holder con los hermanos Fernández Barrueco.

Ricardo Fernández Barrueco posee un avión basado en Costa Rica, como una de sus últimas aquisición, teniendo como agente registrador a Frank Holder.

Para la reparación de un helicóptero de Fernández Barrueco, ahora en manos de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela, de la que estaba encargado el piloto Arturo Minarro, Frank Holder se ocupó supuestamente de la adquisición de las piezas en Costa Rica.

El helicóptero fue comprado en los Estados Unidos y trasladado a Venezuela. Era utilizado por Fernández para moverse desde Caracas a sus fincas o negocios en el estado Portuguesa, en Venezuela.

El piloto del helicóptero era Arturo Miñarro, hermano de otro piloto de nombre Daniel Miñarro, a quien presuntamente autoridades estadounidenses arrestaron en el pasado por el delito de tráfico de drogas.

Un expolicía venezolano le habría informado a Arturo Miñarro que autoridades estadounidenses estaban muy interesadas de apresar a Fernández por supuestos vínculos con el narcotráfico y operaciones de lavado de dinero, pidiendo avisarle cuando tenía previsto viajar Fernández a los Estados Unidos para realizar coordinaciones. A cambio le prometería a Miñarro gestionar que fuesen “borrados” en los Estados Unidos los delitos de su hermano.

Fue así que, según ha revelado una persona familiarizada con el asunto, se harían los preparativos para proceder contra el avión Raytheon Hawcker 800, matriculas N700SA, que sería detenido luego en el aeropuerto executive de Fort Lauderdale en Florida.

 

Fuente: Expresa