El periodista Miguel Salazar denunció al pastor evangélico argentino, nacionalizado venezolano, Guido Raúl Ávila, fundador de la secta Centro Cristiano para las Naciones, al que acusó de haber captado para su movimiento religioso al ex tesorero de Venezuela, Alejando Andrade, uno de los más grandes criminales venezolanos de cuello blanco presos en Estados Unidos.

Salazar aseguró que ahora Andrade, como señal de arrepentimiento, se dedica en prisión a leer la Biblia y se autonombró apóstol y pastor de la cárcel, en donde prometió convertirse en un gran predicador y fundar a nivel internacional un ministerio evangélico, con fondos supuestamente utilizados para lavado de dinero, a través del pastor Ávila.

A su denuncia Salazar sumó que los fondos de Ávila para financiar el ministerio del evangelio están depositados en cuentas uruguayas, en Dubái y Singapur.

Tras esos fondos está la DEA investigando las grandes cantidades de dinero que movilizó el pastor argentino gracias a Alejando Andrade.

Guido Raúl Ávila, también reconocido en este tiempo como “padre de naciones”. Está casado con Elba Vallejos. Actualmente vive en la Ciudad de Caracas, Venezuela.
 

Raúl Ávila pertenece al evangelio desde el año 1980 en forma continua. En el año 1988 llegó a Caracas, Venezuela, para hacerse cargo de una pequeña congregación. En el año 1994 nació el Centro Cristiano para las Naciones CCN, una congregación en constante crecimiento, con un trabajo que se fundamenta en el discipulado, la consolidación y el evangelismo por las casas (proyecto casas de Paz).

Es el presidente de la Federación Internacional Centro Cristiano para las Naciones (CCN). Su ministerio ha motivado a cientos de miles de personas en todo el mundo.

El año 2014, se llegaron a conectar más de 500 mil casas en Venezuela, hoy CCN cuenta con más de 300 congregaciones a nivel global.

También es autor de varios libros, tales como: «El Camino de los Nómadas”, “De esclavo a príncipe”, “Cuando el Padre te llama a soñar”, “Alcanza tu destino”, “Oveja neurótica a soldado del tercer día”.

 

 

Fuente: The Fredoom Post