Atef Salami Nemer Hirchedd, alias «Ato», es un ciudadano árabe de origen sirio radicado en Venezuela, en el estado Barinas. Atef es conocido por algunos por ser, presuntamente, testaferro de Adán y Adelis Chávez Frías, hermanos del difunto expresidente Hugo Chávez. Además se le señala de ser socio de una gran red de lavado de dinero del empresario Toni «Neif» Gebrán Frangie y socio del mafioso Numa Altuve.

Nemer supuestamente lava dinero a través de un esquema de importaciones de vehículos de lujo. Es propietario de una red de concesionarios de autos en Barinas, aunque también estaría legitimando capitales a través de la compra de terrenos y en la industria de la construcción. Fuentes varias aseguran que Nemer es la mano que maneja tras bastidores la mafia del cemento y una fuente en particular que reside en Barinas, asegura que Nemer tiene en su nómina a una red de sicarios muy sanguinaria que opera en los sindicatos de la construcción de la zona.

Asimismo Nemer estuvo relacionado con operaciones de lavado de dinero de Odebrecht y con las tiendas Daka del famoso Dakazo, que fue una operación encubierta con el propósito de lavar dinero con importaciones de electrodomésticos, entre otros. La casi totalidad de los negocios de Atef en Barinas tienen el nombre comercial de «Dorado» e incluyen centros comerciales, salas de cine, bodegones etc.

El único interés de los Nemer es ocupar desde Barinas el lugar en el mercado de alimentos y arrebatarle los negocios al mafioso de Alex Saab, quien no tiene orígenes sirios, sino palestinos. No es más que el preámbulo de una guerra comercial entre árabes de orígenes diferentes.

Los Nemer han sido claves en la modernización de una parte de la ciudad de Barinas, que vive con lujos inusuales para otros sectores.

Con Adelis, el menor de los hermanos Chávez y propietario del Zamora Fútbol Club, coincide en ser hincha de ese equipo local que llegó a primera división y, además, es uno de sus patrocinadores, según fuentes deportivas. La única tienda oficial del Zamora FC está en el Centro Financiero Atef, al lado del hotel Eurobuilding, cadena con la que los Nemer están asociados.

El emporio del Grupo Nemer tiene como objetivo, según señalan en su página web, «crear un alto impacto en el desarrollo y transformación urbano económica de nuestra ciudad sede (Barinas)». En sus planes locales no estaba incluida la actividad agropecuaria, y sin embargo también entró como parte de su propuesta empresarial a través de Agrollano (nuevo nombre de Agropatria), según se destaca en la cuenta de Instagram del negocio.

A principios de febrero de 2021 circuló en redes sociales una especie según la cual Nemer se preparaba para ser gobernador, de cara a las venideras elecciones regionales de noviembre. Sin embargo, el mismo empresario sirio desmintió la información: «Jamás he tenido esas aspiraciones y nunca me pasó por la mente. Además, no soy político».

Por ahora, solo Atef Nemer da la cara en Barinas. Con esa última adquisición, la de las tiendas de Agropatria-Agrollano en la región, continúa la senda de un crecimiento que, en medio de la debacle económica circundante, ya no hay ni cómo ni por qué disimular.»

Poco les importa a los Nemer si les prohíben o no la entrada a Estados Unidos, porque sus negocios están en Venezuela dónde están ganando y quieren seguir ganando dinero a manos llenas.

 

Fuente:  The Fredoom Post