El empresario venezolano Carlos Méndez, actual presidente de EVTV Miami, mantiene una pugna legal en los Estados Unidos con antiguos socios fundadores por el control del canal.
 
Según un reporte de Karem Galvez para expresa.se, Méndez, sin embargo, ha negado contar con socios, asegurando ser el único propietario del canal, con programación destinada principalmente a la comunidad de venezolanos en Miami.
 
El empresario ha sido catalogado por algunos como “testaferro”, supuestamente, de los Salas Römer, familia cuyos dos de sus miembros, padre e hijo, fueron gobernadores del estado Carabobo, en Venezuela.
 
Méndez es hermano del coronel Carlos Emiro Méndez, tres veces gobernador encargado de Carabobo durante la administración de los Salas.
 
La fiscalía de Venezuela investiga, por usurpación de funciones, a integrantes y exintegrantes de una comisión opositora que busca tomar el control del canal multiestatal Telesur.
 
El Ministerio Público venezolano dictó orden de captura, bloqueo de cuentas e incautación de bienes contra varias personas, a quienes Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente interino de Venezuela en 2019, había designado para gestionar Telesur.
 
Las medidas recayeron, entre otros, contra el presidente del canal EVTV Miami, Carlos Méndez, cuya plataforma se usaría para distribuir la señal de Telesur hacia Latinoamérica. Todos los investigados se encuentran fuera de Venezuela. 
 
Según la web Prensa América, el narcisismo de algunos individuos se ve reflejado en su agrado por llamar la atención, ya sea para bien o para mal, no importando cuán malo es aquello que pudiera decirse de éstos. Probablemente es una máxima que encaje muy bien con la personalidad de Carlos Méndez, CEO del canal de televisión EVTV Miami, que desde hace tiempo despierta sospechas de haberse convertido en una «lavadora», con pérdidas de millones de dólares.

El canal se ha levantado desde 2019 sobre los hombros de los fondos a los que el interinato venezolano le ha puesto la mano en los Estados Unidos, que han servido como su principal fuente de financiamiento, convirtiéndose así en uno de sus nortes.

Pero después de verse disminuido el alcance político de Juan Guaidó, tras perder respaldo internacional y popularidad entre la oposición venezolana, en la misma medida se ha visto disminuido el canal, perdiendo parte del caudal de fondos que meses antes fluían con mayor regularidad.

A muchos les resulta difícil de creer que un comerciante, como Méndez, tan solo dedicado a la venta de teléfonos, tenga la capacidad económica para darse el lujo de contar con un staff, que entre otras figuras, incluye a la periodista Carla Angola, quien maneja muy bien, aunque con informalidad, el cabildeo político.

 
Fuente: El Publique