Miguel Mawad, uno de los denominado “bolichicos” venezolano que acumularon riquezas multimillonarias producto de supuestos negocios ilícitos con el chavismo, ha vuelto a ser noticia en los medios de comunicación debido a sus actividades de vida dispendiosa en la ciudad de Miami, estado de Florida.
 
Miguel Mawad, fue señalado por el gobierno del ex presidente de Estados Unidos Donald Trump por presuntas irregularidades en el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), es un personaje dado a mostrarse en yates, aviones privados y carros como Rolls Royce, había pasado algún tiempo en una especie de “apagón mediático”.
 
Uno de los beneficiarios de las relaciones dejadas por Alejandro Andrade, extesorero de Hugo Chávez, sería  este joven cuya fortuna se dice que asciende a la exorbitante cifra de los 2.000 millones de dólares, reseñó el medio venezolano 800 Noticias.
 
Luego de fijar residencia desde 2017 en una lujosa mansión de Miami Beach con su esposa Mariana Bakhos e hijo, Moawad fue objeto de un escrache de ciudadanos venezolanos que lo identificaron en un restaurante de Miami.
 
Durante ese penoso y lamentable momento para él y su familia le reclamaron la dudosa procedencia de su dinero.
 
Años después Moawad se divorció y hace unos meses se hizo pública su relación de pareja con la actriz venezolana Gaby Espino, cuando se vieron juntos por primera vez en la gala de los Latin Billboard el pasado mes de septiembre.
 
La también animadora de TV no ha negado su nueva relación sentimental, sino al contrario ha presumido de ello y la ha defendido.
 
La pareja ha continuado frecuentando restaurantes costosos y eventos como la fiesta de Halloween de este año en un exclusivo centro nocturno de la ciudad floridana.
 
Esta «reaparición» pública de Mawad, quien hasta los momentos no es objeto de ninguna investigación formal por parte de las autoridades estadounidenses, coincide con la extradición al país del norte de Álex Saab, también de origen árabe, quien será enjuiciado a partir de enero en los tribunales de Miami acusado de lavado de dinero.
 
 
Fuente: Habla.se