Larga vida al Socialismo del siglo XXI.

Esto es lo que aparenta querernos decir el polémico ingeniero Benito Rodríguez Freitas cuando nos invita a apoyar el proceso revolucionario del presidente Hugo Chávez y nos deja saber junto a su padre Manuel Rodríguez Sobral que su empresa, Arenera Puentearas y el Gobierno Bolivariano de Venezuela son un equipo unido como la Vino Tinto, donde cada uno de sus jugadores ocupa un lugar estratégico.

El 95% de la producción de estas empresas areneras ubicadas a orillas del Rio Grande, le venden la arena a precios desorbitantes al Estado Venezolano, ya que es el Estado Venezolano el principal precursor del 95% de todas las obras publicas que se llevan a cabo en el país.

El 95% de las ganancias que genera Arenera Puenteareas con dinero proveniente del Estado Venezolano no se invierte en Venezuela, este dinero se fuga ilícitamente a los Estados Unidos donde es invertido en glamorosas propiedades de lujo y multimillonarios centros comerciales a nombre de la familia Rodríguez Freitas, las ganancias que generan estas multimillonarias inversiones en los Estados Unidos prosiguen su camino y van a parar directamente a cuentas bancarias secretas en las Islas Vírgenes Británicas, hogar donde La Familia mantiene registradas mas de una docena de corporaciones secretas.

Las Islas Vírgenes Británicas o (BVI) como se les conoce por sus siglas en ingles están consideradas paraísos fiscales bancarios, los cuales atraen a todo tipo de corruptos empresarios motivados por dos simples razones, cero tasas de impuestos y practica de secretismo bancario, el cual mantiene a sus respectivos dueños en un total anonimato alejados del alcance de la justicia.

Venezuela a vivido 14 años de un sistemático saqueo de su riqueza nacional, si no hacemos nada hoy, que quedara mañana para nuestros hijos.

Difunde Venezuela. Es tiempo de despertar!!!
Queremos desenmascarar a estos parásitos del Gobierno, la corrupción genera pobreza y alimenta la inseguridad.

 

Fuente: Venezolanos Enchufados