El general venezolano Alexis Maneiro Gómez, ahora en condición de retiro, es definido como toda una «caja de Pandora». El militar fue jefe del Comando Regional N° 7 de la Guardia Nacional de Venezuela y ocupó otros importantes cargos en esa institución, según fuentes consultadas. Maneiro tuvo contacto frecuente con miembros de cárteles del narcotráfico con actividades tanto en Venezuela como en Colombia, algunos de ellos guerrilleros miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -Ejército del Pueblo FARC-EP.

Maneiro estaba comprometido con organizaciones narcotraficantes, mientras que a la misma vez daba señales en público de ser un oficial honesto y fraternal, que había realizado una pasantía en las fuerzas de paz de las Naciones Unidas (ONU).

El nombre de Maneiro figuró en documentos que las Fuerzas Armadas de Colombia hallaron en 2008 en computadores del jefe de la guerrilla de las FARC-EP, Raúl Reyes.

El general venezolano fue quien firmó una credencial de la Guardia Nacional de Venezuela al narcotraficante colombiano Hermágoras González Polanco, conocido con los alias de «El Gordito González» o «Armando González Apushana», líder del Cartel de La Guajira y tío de Marta González, quien en 2012 celebró su boda civil con el Mayor General venezolano Cliver Alcalá Cordones, hoy juzgado en una corte federal de Nueva York por delitos de narcotráfico.

 

¿Quién es Alexis Maneiro Gómez?

El general en retiro Alexis Maneiro Gómez nació en el estado venezolano de Sucre el 9 de julio de 1956. Fue jefe de Inteligencia de la Guardia Nacional y Director de la Academia de la Guardia Nacional.

Según informes de la DEA, utilizó su cargo para dar protección a grupos de traficantes con el fin de facilitar el envío de drogas a los Estados Unidos y Europa.

Según el libro «Chavismo, narcotráfico y militares: conversaciones con Mildred Camero», escrito por Héctor Landaeta, los informes de inteligencia evidenciaron sus relaciones con los hermanos González Polanco, a quienes ayudó a realizar operativos en contra de grupos guerrilleros contrarios a la organización de los Polanco, con el fin de fortalecer la organización de éstos. Tanto el narcotraficante venezolano Walid Makled como los Hermanos González Polanco, portaban credenciales firmadas por Maneiro, como oficiales “encubiertos” de la Guardia Nacional. Según informes de inteligencia de la DEA, conjuntamente con Frank Joaquín Morgado y Alexis Maneiro; trabajaban los oficiales Eran Salas Carlos, jefe de la Unidad Especial Antidrogas en el aeropuerto de Maiquetía, y Vicente Manuel Guido Silva, en sus actividades de tráfico de drogas.

En cuanto al general Maneiro, según el libro, fuentes de inteligencia revelaron que continuó sus actividades con la organización criminal de los González Polanco, y que incluso se extendieron hasta República Dominicana, en donde presuntamente lo estaban investigando por lavado de dinero, caso en el que también era supuestamente investigado el exembajador de Venezuela en ese país, General (r), Francisco Belisario Landis. Tanto Morgado como Maneiro enfrentan cargos en los Estados Unidos también por utilizar y facilitar el tráfico de drogas para el financiamiento de la lucha armada de las FARC.

 

Fuente: Expresa